SALUD

  • En el día de la Salud Mental, el ejercicio es un factor clave que puede contribuir a una mejora psíquica.

    El ejercicio físico está asociado con varios beneficios en la salud, mejorando la salud del aparato locomotor y la regulación del estrés.

    En un estudio que se realizó en Estados Unidos con 1,2 millones de personas entre el 2011 y 2015, se vio la relación entre los días de malestar de origen mental y la práctica de ejercicio.

    El ejercicio reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, obesidad y cáncer. Pero la investigación en los efectos del ejercicio en la salud mental revela resultados contradictorios.

    En el estudio, se comparaba el número de veces que habían tenido molestias de orígen psíquico entre los que realizaban ejercicio y los que no.

    Los resultados concluyeron que que las personas que realizaban ejercicio redujeron en un 43% los días de malestar mental en el último mes. Los que habían sido diagnosticados de depresión tuvieron 4 días menos de malestar mental (primera imagen).

    Teniend en cuanta el tipo de actividad, los que practicaban deportes populares y en equipo, seguidos de ciclismo, aerobic y gimnasio tenían los mejores resultados.

    En cuanto a la duración, los mayores beneficios se vieron en las sesiones de 45 minutos. Las sesiones inferiores a 45 minutos y superiores a 60 no presentaban mejores resultados (segunda imagen).

    La relación entre la frecuencia y el malestar mental tiene una relación en U. Menos de tres veces por semana o más de cinco, fueron asociadas con mayor malestar mental. Más ejercicio no siempre es mejor (tercera imagen).

    En otro estudio en el que se comparaba el beneficio entre pasear en contacto con la naturaleza y un paseo urbano, en la anatomía cerebral donde se producía rumiación (pensamiento repetitivo centrado en los aspectos negativos de uno mismo).

    Los que relizaban un paseo en la naturaleza presentaron menores niveles de rumiación y menor actividad neural en el área cerebral relacionada con enfermedades mentales, comparado con los que paseban en un entorno urbano (cuarta imagen).

    En conclusión, el ejercicio regular puede prevenir el malestar de origen mental, pero teniendo en cuenta que no por hacer ejercicio el beneficio es mayor, incluso puede ser perjudicial a nivel mental. Los paseos en contacto con la naturaleza también son más beneficiosos que los urbanos (aunque también se disfruta del paisaje urbano).

    Referencias bibliográficas:

    Chekroud, S. R., et al. (2018). Association between physical exercise and mental health in 1·2 million individuals in the USA between 2011 and 2015: a cross-sectional study. The Lancet Psychiatry.

    Bratman, G. N., et al. (2015). Nature experience reduces rumination and subgenual prefrontal cortex activation. PNAS

     

     

     

alfonsopt.entrenador.pro usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×